Jueves, 07 de julio de 2005
Imagen

Tras un día de celebraciones y triunfos, por ser la sede de los Juegos Olímpicos 2005, Londres se convirtió en el centro del terror, puesto que cuatro bombas estallaron en tres estaciones de subte y un bus en el centro de la cuidad, causando aproximadamente 33 muertos y cientos de heridos, según anunciaron fuentes televisivas, y agregaron que la cifra podría aumentar.

Justamente cuando las personas se dirijan a sus jornadas regulares de trabajo, explotaron las bombas, el ministro del Interior británico, Charles Clarke, confirmó que fueron cuatro, tres de ellas en el subte y una en el interior de un micro.

Según precisó el funcionario durante una rápida visita a la Cámara de los Comunes, el primer estallido se registró en un tren que circulaba entre las estaciones de Liverpool Street y Aldgate. Luego se produjeron otros dos: uno entre Russell Square y King's Cross; mientras que el otro ocurrió en la estación de Edgware Road. El restante tuvo lugar en un colectivo que circulaba por Tavistock Square.

Las escenas que se vivieron en Londres desataron los mismos fantasmas que anteriormente recorrieron Nueva York y Madrid. Los habitantes están pasando por momentos de angustia y dolor al ver la cantidad de heridos y el número significativo de muertos en la cuidad.
Publicado por bugabanet @ 19:25
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios